Pi, 3.1416, el número más importante

0
244
El Pi está en todos lados y tiene relación con el infinito

Está en todos lados

Con el cero es la demostración de que las matemáticas no se inventan, se descubren: Raúl Esquivel Sirvent, de Física

Laura Romero, 23 de marzo de 2017

Círculo de unidades trigonométricas.

El hecho de que la circunferencia sea proporcional al diámetro, y que sea lo mismo para todos los círculos, históricamente ha motivado el estudio de una de las constantes matemáticas más importantes: Pi, π, cuyo valor aproximado de 3.1416 es por todos conocido.

Así ha sido desde hace más de cinco mil años; π está por todos lados y tiene relación con la geometría, con otros números, con el infinito y aparece, por ejemplo, en la Teoría de la Relatividad General de Einstein.

Raúl Esquivel Sirvent, investigador del Instituto de Física, lo calificó como el número más importante, y junto con el cero, es la demostración de que las matemáticas no se inventan, se descubren.

En la Facultad de Ciencias, el científico dijo que en la ciencia y las matemáticas la historia casi siempre se presenta como exitosa cuando en realidad tiene múltiples fracasos, y es importante no perder de vista ese dato.

Su aparición, con la civilización humana

Al dictar la conferencia Historia de Pi y Datos Curiosos, recordó que ésta comenzó casi con la civilización humana, en la ciudad de Ur, en Babilonia, fundada en el año 3,800 antes de Cristo, una urbe moderna, con ejército, burocracia y religión bien organizados.

Las matemáticas de Babilonia quedaron plasmadas en actuales evidencias arqueológicas, en tabletas de arcilla. El valor que entonces le dieron a Pi fue de 3.125, expuso en el auditorio del Edificio Yelizcalli.

La evidencia de π en Egipto es de alrededor del año 1,600 antes de nuestra era, presente en papiros, donde recibió un valor de 3.16049; en esa antigua civilización también se trató el problema de la cuadratura del círculo, que de igual manera utilizaron los griegos. En la Biblia, Pi recibió un valor de 3.

En la antigua India, añadió Esquivel Sirvent, aparte de que tenían el sistema decimal y el cero, encontraron Pi, y en China hicieron el mejor cálculo y obtuvieron el mejor valor por mil 300 años. En el caso de los mayas no hay evidencia de que supieran cuánto valía.

Desde las antiguas civilizaciones no se volvió a hacer nada hasta el siglo XV, y fue hasta con el filósofo y matemático Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) “que ya tenemos un poco de lo que nos es más familiar, como las series de potencias”, aseguró.

Raúl Esquivel indicó que el símbolo π es totalmente arbitrario. William Jones, contemporáneo de Leibniz, determinó que había que nombrar Pi a la razón entre la circunferencia y el diámetro, hecho que popularizó el matemático suizo Leonhard Euler.

Después, “π ya no se relacionó sólo con la geometría sino también con la teoría de números, el cálculo y el álgebra. En 1699 se conocían 71 de sus dígitos; cien, en 1706, y 620 en 1956, todavía en cálculos hechos a mano. Para los años 70 del siglo pasado, ya con ayuda del cómputo, se había logrado el récord de 10 mil. Hoy en día, con una computadora de escritorio pueden calcularse cien mil cifras de Pi en pocos segundos”.

Hasta 2010, refirió el físico, se habían encontrado 1015 dígitos de Pi, gracias al uso de mil computadoras. Y ahí, “otra curiosidad es que no hay grupos significativos de cifras que se repitan, pero no se sabe por qué”.

En física sólo se necesitan 39 cifras para cálculos muy sofisticados, pero en general se usan ocho o 16. En esa ciencia, de manera natural aparece el valor de Pi, en integrales que se presentan en problemas de electromagnetismo, por ejemplo. “Pi está en todos lados”, finalizó el especialista.

Tomado de: Gaceta Digital UNAM.

 

 

 

Dejar respuesta