Inician países del T-MEC etapa no contenciosa sobre política energética de México

0
59

TIJUANA, (NdN).- A partir de hoy, los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia que prevé el Tratado entre los tres países T-MEC que prevé con relación a la Ley de la Industria Eléctrica que establece dicho acuerdo.

Con ello, inicia la etapa no contenciosa del mecanismo general de solución de controversias previsto en el referido tratado, y de no llegar a un acuerdo satisfactorio sobre la correcta aplicación e interpretación de estas disposiciones, ambos socios comerciales podrán solicitar el establecimiento de un panel que decida sobre el tema.

Loo anterior lo informó el presidente del corporativo TLC Asociados, Octavio de la Torre de Stéffano, quien agregó que el establecimiento de un panel podría significar represalias comerciales para México. El cual, una vez definidos los integrantes, cuenta con un plazo de 150 días para emitir un reporte inicial y después 30 días para presentar el reporte final, con base en el cual los países acordarán una solución a la controversia.

Refirió que la Secretaría de Economía es la encargada de coordinar la defensa de México, por lo que en su comunicado ha expresado que espera alcanzar una solución durante la etapa de consultas; De igual forma, manifestó que cuenta con 30 días después de la solicitud inicial para celebrar las consultas por lo que espera se realicen a más tardar el 20 de agosto.

Cabe señalar que, desde la entrada en vigor del Tratado, esta es la cuarta ocasión en la que se activa el mecanismo general de solución de diferencias del Capítulo 31; la primera fue solicitud de Estados Unidos en contra de Canadá por la distribución de cupos en el sector lácteo, detalló. 

La segunda, abundó, el Dr. Octavio de la Torre fue Canadá en contra de Estados Unidos por una medida de salvaguarda en materia de células fotovoltaicas. La tercera de forma conjunta México y Canadá en contra de Estados Unidos por la interpretación y aplicación de las reglas de origen en el sector automotriz.

Recordó que en el pasado mes de abril, el USTR, en una carta dirigida a la Secretaría de Economía, ya había manifestado sus preocupaciones por las violaciones al T-MEC de la política energética, particularmente en los capítulos de trato nacional y acceso a mercado, inversión y empresas propiedad del Estado. 

Destaca como motivo el cambio en el orden de despacho eléctrico sobre los generadores privados; la revocación y el rechazo de nuevos permisos de generación eléctrica y almacenamiento de petrolíferos, así como las restricciones a la operación de estaciones de servicio e importación de combustibles por parte de la Comisión Reguladora de Energía y la Secretaría de Energía, concluyó.