Arranca programa binacional Ludotecas para albergues en Tijuana

0
307

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- Con el propósito de fomentar el aprendizaje y formación de habilidades en niños y adolescentes en situación vulnerable, organismos civiles de ambos lados de la frontera arrancaron con un Programa de Ludotecas en siete albergues de Tijuana.

En entrevista con Yolanda Selene Walther-Meade, cofundadora de la organización This is About Humanity, explicó que este proyecto surgió durante la pandemia, en colaboración con United Way-Fondo Unido México, e International Community Foundation.

«Estamos emocionadas en participar las tres organizaciones en el Programa de Ludotecas, forjando una alianza binacional innovadora que nos permitió recabar recursos en tiempo récord, para crear espacios en donde los niños pudieran jugar y aprender», comentó.

El arranque oficial del programa se llevó a cabo en la Casa Madre Assunta, donde se dio a conocer que las tres organizaciones lograron recaudar a través de su generosa red de donantes,  más de  $150 mil dólares. Estos donativos se invirtieron en la instalación, equipamiento y operación de siete ludotecas, para un periodo de un año.

Para ello, apuntó Yolanda Selene Walther-Meade, los encargados de cada ludoteca ya recibieron su capacitación, además que cada espacio fue adaptado de acuerdo con la población de los albergues.

Las casas hogar que recibieron este apoyo, además de Casa Madre Assunta, son Casa YMCA para menores no acompañados, Pro Amore Dei, Espacio Migrante, Movimiento Juventud 2000, Centro de Crisis de Border Line, y Eunime Tijuana.

«El objetivo de las ludotecas es que los niños puedan trabajar en habilidades psicomotrices, lenguaje, sociabilidad, capacidades cognitivas y emocionales, conocimientos específicos, creatividad y diversión», explicó la activista.

El espíritu de una ludoteca, añadió, es utilizar todas las formas de juego como sets de dramatización, rincones de lectura, música, actuaciones, entre otras, por lo que esta alianza creará un impacto duradero que empoderará a los niños con los conocimientos y habilidades para impulsar el cambio en sus vidas, familias y comunidades.

«Estamos viendo la manera de establecer un fondo patrimonial para que las actividades sigan más allá de un año, así que invito a la comunidad a sumarse a nuestros esfuerzos para dar continuidad a este programa», finalizó Yolanda Selene Walther-Meade.