Sería irresponsable reabrir los bares en Tijuana dice gobierno

0
98

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).-  El gobernador Jaime Bonilla Valdez expresó categórico que sería una irresponsabilidad dar autorización para la reapertura de bares en estos momentos, cuando se ha logrado contener la situación con respecto al COVID en Tijuana, pero es evidente que la pandemia no ha acabado.

Así lo planteó durante su video conferencia matutina, al fijar su postura sobre la manifestación que esta mañana llevaron a cabo trabajadores de bares y negocios del centro de la ciudad, en la que pedían al mandatario estatal “Reapertura Responsable ante el Covid-19” (leyenda escrita en la manta que portaron en su marcha por la avenida Revolución), urgiendo el reinicio de actividades en estos comercios de forma segura.

El Gobernador Bonilla Valdez hizo referencia clara a ese evento y aclaró que “…el retorno de estas actividades será en su momento, de forma paulatina y en lugares específicos, en los cuales se pueda garantizar el cumplimiento del protocolo sanitario que autorice la Secretaría de Salud…”.

Y, para evitar dudas, precisó: “…El Seguro Social no pone los protocolos, es la Secretaría de Salud, y no ha habido protocolos (en los bares), ya estarán en su momento, ustedes tienen derecho a protestar; me van a perdonar por quererlos tanto y los tengo que cuidar, tienen respeto y amor por parte de las autoridades”, enfatizó.

En esta misma video-transmisión en vivo, el secretario de salud, Alonso Pérez Rico, recordó que Baja California se encuentra en “alerta máxima” con acciones en coloración “rojo” del semáforo sanitario, no obstante, se ha autorizado la reapertura de ciertas actividades de manera segura, planeada, ordenada y cautelosa con protocolos de seguridad y salud.

Durante el reporte diario de la estrategia COVID, tanto el gobernador Jaime Bonilla Valdez como el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, coincidieron que en los comercios como los bares es imposible mantener una sana distancia, pues el ruido de la música y el ambiente, obliga a tener más contacto con las personas y eso evitaría cortar cadenas de transmisión.

El Dr. Pérez Rico, comentó que Baja California muestra una coloración “naranja” con respecto a los indicadores primarios y una tendencia al color “amarillo”, por ese motivo, las autoridades no bajan la guardia en las acciones con la población, a la que han pedido mantener las medidas sanitarias de la “Nueva Normalidad”, como el estornudo de etiqueta, lavado de manos frecuente, uso de cubre-bocas, aislarse en caso de tener síntomas y, sobre todo, proteger a los adultos mayores.

“Baja California presenta una curva (epidemiológica) prolongada y nos gustaría que se acortara, la pandemia no se ha acabado, estamos entrando a una nueva normalidad”, citó el responsable principal de la Estrategia COVID-19 en nuestra entidad.

Apoyó su exposición con la proyección gráfica de los casos nuevos, en el periodo del 2 de julio al 2 de agosto. En el territorio mexicano fueron 134 mil 885 casos; de estos corresponden a Baja California 2 mil 400, lo que coloca a la entidad en el número 20 a nivel nacional en este indicador, con el 1.78%.

En su presentación, el secretario de Salud agradeció a las autoridades del ISSSTE e ISSSTECALI por su invaluable apoyo, “pues sin el apoyo de estas dos instituciones hubiera sido imposible brindar la atención de pacientes COVID en los hospitales reconvertidos de la Secretaría de Salud y del IMSS”.

En respuesta a una internauta, sobre sí estaba próxima a salir la vacuna por COVID en Rusia, dijo que está en fase de experimentación y que por el momento no existe cura, ni vacuna contra el patógeno.

Con respecto a las cifras de Baja California, la plataforma SISVER (nacional) reporta al corte de la medianoche del 2 de agosto, que se han estudiado 22 mil 721 casos de COVID-19, de los cuales 13 mil 787 dieron positivo.

En Tijuana hay 4 mil 084 pacientes; 7 mil 071 en la ciudad de Mexicali; Ensenada 1,578; Rosarito 178; Tecate con 327; en San Quintín/Vicente Guerrero 326 y San Felipe 223; suman 7 mil 569 pacientes recuperados COVID-19.

Se reportan 2 mil 685 defunciones, Tijuana con 1,128; Mexicali 1,252; Ensenada 198; Tecate 80; Rosarito 15; San Quintín/ Vicente Guerrero con 10 y San Felipe dos fallecimientos.