Presentan 12,500 firmas de tijuanenses en desacuerdo por despojo sede de la Biblioteca Benito Juárez

0
250

* Se entrevistan con Secretario de Cultura y sólo les ofrecieron cajas para almacenar acervo

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- La agrupación Ciudadanos Unidos por la Cultura presentó a las autoridades culturales de la entidad una versión impresa de las 12,600 firmas de tijuanenses que están en desacuerdo para que el espacio que del que fue despojado la Biblioteca Benito Juárez sea convertido en oficinas.

Representantes de esta agrupación cultural se entrevistaron con el secretario de Cultura del Estado, Pedro Ochoa Palacio y la directora del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), entre otros funcionarios, en las instalaciones del CEART Tijuana, a quienes la representante de la Asociación de Bibliotecarios de Baja California (ABIBAC) Rosa Alicia Estens presentó el referido documento.

Como parte de este comité asistieron demás el tenor Marco Labastida, Carmen López Segura y la promotora de lectura y usuaria habitual de la Biblioteca Benito Juárez y el Multiforo del ICBC Aída Méndez, la presentación de la versión impresa donde se manifiesta el desacuerdo para que la Biblioteca que forma parte del desarrollo urbano Rio Tijuana y es referente de la historia de la ciudad sea convertida en oficinas, y se solicita que las bibliotecas públicas de la ciudad reciban el apoyo que se les ha escatimado desde hace muchos años.  

Desde el pasado 19 de febrero que se desalojaron las instalaciones del Multiforo del Instituto de Cultura (ICBC) y de la Biblioteca Pública Benito Juárez se llevaron equipos de cómputo, mobiliario y piezas arqueológicas de los nativos de Baja California.  

A la agrupación Ciudadanos Unidos por la Cultura le preocupa que se pierdan las clases de inglés gratuitas, y las asesorías para presentar el examen CENEVAL que se impartían sin costo y que en cualquier academia de Tijuana se tiene que pagar por lo menos 3 mil pesos por el curso.  

En toda Tijuana la Sala de lectura Infantil de la Biblioteca Benito Juárez es la única que contaba con un acervo de 16 mil libros para niños y jóvenes, y un acervo Braille de más de 850 libros.   

Sobre el ICBC no hubo una respuesta favorable, el recinto cultural que por treinta y dos años prestó servicio a la comunidad y contaba con galerías para exposiciones de artes plásticas y fotografía, un escenario para las artes escénicas y conferencias, sala de usos múltiples con proyecciones de cine y presentaciones de libros, está en espera de convertirse en oficinas gubernamentales. Igual la Biblioteca. 

La Biblioteca Pública Benito Juárez con domicilio en Avenida Paseo del Centenario 10151 fue fundada el 20 de octubre de 1982 por decreto presidencial en el cual queda asentado que el inmueble será destinado exclusivamente para la instalación de una Biblioteca Pública, y que, si por alguna razón se desinstala, el inmueble quedaría bajo la responsabilidad y resguardo de la Administración Pública Federal. 

 Situación que fue avalada y certificada por el propio Gobierno del Estado cuando cedió la administración de la Biblioteca al Gobierno Municipal, donde queda claro que el inmueble será exclusivo para las funciones de la Biblioteca Pública Regional «Benito Juárez», con fecha 13 de marzo de 2001. 

En la reunión se les informó que el IMAC está consiguiendo cajas especializadas para el almacenaje de los acervos de la biblioteca. 

No se habló de cómo se piensa compensar a la comunidad por la falta de los servicios gratuitos y permanentes, que la biblioteca más importante de Tijuana brindaba de manera gratuita para la superación, integración a la sociedad de invidentes y sordos. Ya que en la biblioteca las clases de Braille para los invidentes y sus familias eran sin costo, igual las clases de Lengua de Señas Mexicana.  

Es lamentable que estos servicios en ningún otro lugar de la ciudad se pueden encontrar sin que signifique un desembolso para este sector vulnerable de la población”, coincidieron los representes ciudadanos de la cultura local 

Ante el panorama tan desalentador y que la recién creada Secretaría de Cultura esté perdiendo dos recintos de educación y cultura, Ciudadanos Unidos por la Cultura hace un llamado al gobernador Jaime Bonilla Valdez y a los Diputados Locales para que la donación del Centro de Gobierno no afecte a la Secretaría de Cultura y a las comunidades cercanas, perdiendo infraestructura, bienes y servicios que la población más vulnerable necesita.