Pide gobernador de BC la renuncia del titular de la SCT

0
389

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- El gobernador Jaime Bonilla Valdez pidió públicamente la renuncia del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

El jefe del Ejecutivo estatal dijo que tal petición es por haber mandado a la Guardia Nacional y a la Marina Armada de México a desalojar con lujo de violencia a los ciudadanos que se encontraban en la caseta de cobro en la zona de Playas de Tijuana.

En entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola en W Radio, el mandatario estatal afirmó que es una injusticia que haya ciudadanos golpeados y se utilice a la Guardia Nacional y fuerzas armadas para cometer atropellos contra de los ciudadanos.

“Por eso luchamos, para que las cosas se hicieran de manera diferente, para que llegue este señor y envíe a las fuerzas armadas, no se vale, golpearon a los ciudadanos, esa no es la Guardia Nacional que yo apoyé e impulsé”, enfatizó.

Aseveró que Jiménez Espriú “ha defraudado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y al pueblo de Baja California (…)¿por qué mandó a las 4 de la mañana a tantos elementos con tanques y todo para tomar una caseta, si la caseta estaba liberada?”.

Recordó que llegaron con 60 patrullas, 80 elementos de la guardia y otros de la Marina Armada de México, “cuando hay un decreto, y si no están de acuerdo con el decreto, pues que vayan a los tribunales y ahí lo debatimos jurídicamente”.

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez dijo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) “brilla por su ausencia y no ha concretado proyectos en beneficio de los ciudadanos de nuestra entidad”.

Dijo que Baja California fue el primer estado en construir las instalaciones de la Guardia Nacional con recursos propios, sin que el Gobierno de México invirtiera, por lo que consideró injusto que usen a esa institución contra sus propios ciudadanos.

Agregó que el tema de la caseta de vigilancia es un reclamo añejo de los habitantes de esa zona de Tijuana, y fue una petición que el mismo presidente de México escuchó de los ciudadanos durante su campaña en el año 2018.

“La carretera es una propiedad que se expropió de sus verdaderos dueños (a quienes por cierto nunca se les pagó), aquí el problema es que esa carretera se ha pagado 4 veces la construcción a costa de los ciudadanos, es un abuso”, enfatizó.

Señaló que más de 20 mil personas viven en el área y la caseta ya quedó en la parte urbana, “la gente paga para llevar a los niños a la escuela, por regresar a su casa, ir a comprar la comida, por regresar a hacerla, y en la tarde igual, entonces es un saqueo”.

Indicó que tanto él como el presidente de México hablaron en campaña de frente a la gente, escucharon a los residentes de Playas de Tijuana y se comprometieron a que no iban a pagar por salir de sus viviendas.

“Nos comprometimos a que la gente ya no iba a pagar, yo estoy seguro que el presidente recuerda eso”, manifestó el gobernante bajacaliforniano durante la entrevista radiofónica transmitida a nivel nacional.