Luto en la dramaturgia mexicana por muerte de Tomás Urtusástegui

0
113

CDMX.- El escritor Tomás Urtusástegui, quien recibiera en 2005 el máximo galardón de la dramaturgia mexicana, entre otros reconocimientos incluso internacionales, falleció este 8 de abril en esta ciudad.

La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), lamentó el deceso de quien fue reconocido con el Premio Nacional de Dramaturgia Juan Ruiz de Alarcón, “y cuya ausencia enluta las letras mexicanas”.

El organismo federal manifestó que el escritor, quien fue también médico cirujano por la UNAM durante 50 años en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comenzó su carrera como escritor en el taller del maestro Hugo Argüelles.

A éste asistían algunos miembros de la generación de dramaturgos 1984, conocida como la Nueva Dramaturgia Mexicana, en la que también destacaron escritores como José Agustín, Leonor Azcárate, Víctor Hugo Rascón Banda y Felipe Santander, entre otros.

A éste asistían algunos miembros de la generación de dramaturgos de 1984, conocida como La Nueva Dramaturgia Mexicana, en la que también destacaron escritores como José Agustín, Leonor Azcárate, Víctor Hugo Rascón Banda y Felipe Santander, entre otros.

Continuando su formación bajo la tutela de Vicente Leñero, por su obra fue catalogado como un escritor “realista” y aunque los temas que plasmó en sus obras eran diversas, sus texto se caracterizan por tener toques de humor negro y sátira y una crítica social.

Sus primeros guiones de teatro fueron dirigidos por directores como Enrique Pineda, Morris Sayariego y Enrique Alonso, éste que llevó su obra “La nueva arca de Noé” a un formato televisivo. Fue becario por el Consejo Nacional de Conaculta de 1994 a 2000.

Entre sus creaciones, están “Y retiemble en sus centros la tierra”, con el que ganó el Premio de Teatro Histórico INBA 1985. Con “Yo sólo sé que te vas. Yo Sólo sé que te quedas ganó el Premio Plural de Teatro 1987; con “Cupo limitado”, obtuvo un premio en Japón.

“El fabricante de nubes”, le valió el Premio Nacional Obra de Teatro para Niños. En 1999 fue nombrado director de teatro de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) y un año después, presidente de la Asociación Internacional de Críticos de Teatro de la Unesco.

También compartió sus conocimientos en países como Guatemala y Uruguay. Se le otorgaron las llaves de la ciudad de Dallas, Texas, por su obra “Agua clara” y en 1996 se realizó el Festival “Tomás Urtusástegui” en Utrech, Holanda, en su honor.