Le cortan el agua a Hipódromo de Hank y paga la mitad del adeudo

0
410

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- El Hipódromo de Agua Caliente, del empresario Jorge Hank Rhon, reconoció un adeudo de más de 25 millones de pesos por uso de la red de drenaje público, luego de que le fuera retirado el medidor de agua.

El gobernador, Jaime Bonilla Valdez en su videoconferencia matutina, informó que este viernes la reconocida empresa reconoció el adeudo de 25 millones 779 mil 944 pesos, monto que plantearon liquidarlo “en abonos”.

El mandatario estatal había anunciado que apoyaría la información que se derivó de la auditora Fisamex, contratada por el gobierno estatal para realizar inspecciones a las empresas deudoras de agua y conexiones a la red de drenaje sanitario.

La tarde del jueves 25 de junio en las instalaciones del Hipódromo de Agua Caliente, empleados de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), procedieron a quitar el medidor para suspender el suministro de agua.

Los empleados del organismo fueron resguardados por elementos de la Guardia Estatal, quienes improvisaron un cerco perimetral debido a la presencia de “elementos armados”, refirió el jefe del Ejecutivo Estatal.

Añadió que ante ello, representantes del “Grupo Caliente” la tarde de ese mismo día entregaron un cheque por el 50% posfechado a 15 días e informaron que el resto lo pagarían electrónicamente durante la mañana del viernes 26 de junio.

Comentó que “hablaron con el secretario de Economía para argumentar que no tenían dinero, que eso de que son millonarios es un tabú, es una mentira. ¿Hasta cuándo vamos a proteger a esa gente blindada que han gozado de la impunidad por tantos años?”.

El director de la empresa Fisamex, Manuel García, recordó que el Hipódromo de Agua Caliente tiene dos fuentes de abastecimiento, es decir, concesiones que otorga Conagua para extracción de aguas nacionales de subsuelo, una sin funcionar desde 2013.

Sin embargo, se han omitido los pagos correspondientes a las descargas de aguas residuales a la red sanitaria, lo cual es una obligación hacerlo bajo contrato con la Cespt, manifestó el ejecutivo de la empresa auditora.

Desde el pasado 19 de junio la empresa Fisamex informó que “Caliente» adeuda 36 millones de pesos a la paraestatal, lo que provocó el interés de representantes del grupo de quererla solventar, pero argumentaron «tener otros datos» de las cuentas.

El gobernador Jaime Bonilla ha reiterado que en esta administración «no hay vacas sagradas» y “ha sido firme en su compromiso de combatir el «robo de agua» y el abuso que por años permitieron los anteriores gobiernos”.