Constituyen grandes retos para empresas actual pandemia con trabajos desde casa

0
329

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- Luego del actual confinamiento debido a la pandemia por el Coronavirus, más empresas mexicanas implementaron la modalidad de trabajo remoto conocido como Home Office para algunos puestos.

La docente de la Escuela de Administración y Negocios del Centro de Enseñanza Técnica y Superior (Cetys-Universidad), Patricia Valdés Flores indicó antes de la pandemia la mayoría de las organizaciones no estaban listas para dar el salto.

Refirió que si bien muchas empresas ya llevaban a cabo Home Office antes de la pandemia del Covidel-19, existen grandes retos en las empresas que deben atender para tener los mejores resultados como empresa y como equipo.

Refirió que estas organizaciones han realizado ajustes significativos para minimizar el impacto en su ritmo de trabajo y sobre todo, en sus resultados y productividad, aunque reconoció que faltan mecanismos para mantenerse.

La experta en negocios agregó que las empresas han dado pasos agigantados para conservar el talento, asegurar un buen ambiente laboral y garantizar la productividad de las empresas, por lo que el reto es grande.

“Es inminente escuchar y documentar las experiencias y preocupaciones de los colaboradores, redefinir sus expectativas y potenciar la comunicación», indicó la catedrática del centro universitario.

Consideró también necesario el uso de las tecnologías, no solo porque la colaboración digital es inminente, sino porque es necesario digitalizar procesos de recursos humanos y de salud; además, de la gestión de talento y liderazgo.

“Es primordial dar seguimiento al personal a distancia tiene implicaciones diversas; diseñar programas de salud y bienestar. Se deben cuidar la salud emocional, física, social, financiera y mental de los colaboradores”, expuso.

Asimismo, el rediseño de puestos y herramientas, diseño de programas de desarrollo del personal, replanteamiento de la jornada de trabajo y horarios, redefinición de planes y programas de beneficios flexibles y revisión del tema de riesgos.

Resaltó que esta modalidad resolvió aspectos como: el cuidado personal de los hijos o personas a su cargo, ahorro en el tiempo y reducción de gastos por traslado a sus lugares de trabajo o el traslado de sus hijos a guarderías o centros escolares.

También, pasar más tiempo en familia, así como la posibilidad de armonizar su horario laboral con las actividades familiares y domésticas, manifestó.

También evidenció que teletrabajo trajo un incremento en algunos gastos, como agua, luz, inversión en mayor capacidad de conexión a redes o inversión en mobiliario y equipo necesarios para ambientar y adaptar el lugar de trabajo a las nuevas condiciones.

Gastos que quizá no se equiparen a los beneficios y servicios que dejan de recibir como el gimnasio, guardería, comedor, enfermería, transporte, premio de puntualidad y asistencia o beneficios y servicios brindados por la empresa para mejorar la calidad de vida, anotó.