Comercio turístico de Tijuana está al borde de la quiebra ante pandemia

0
115

Tijuana, (Ndn).- La pandemia provocada por el Covid-19 mantiene a los comerciantes turísticos de la icónica avenida Revolución de esta frontera, al borde de la quiebra, aseguró su dirigente, Julián Palombo Saucedo.

El también vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur) de Tijuana, dijo que respecto a esta semana señalada como una de las más complicadas en la entidad, “prolonga la agonía de los comercios de este sector”.

Esto, resaltó el líder de los comerciantes turísticos, “está costando muy caro a los empresarios del ramo, mayormente a quienes no están abriendo las puertas de sus negocios, porque además de tener cero ventas, todavía tienen que desembolsar”.

“Tienen que pagar renta, mantenimiento, vigilancia, sueldos, servicios, obligaciones tributarias, un negocio con cinco empleados y solo gasto corriente con cero utilidad, debe de tener una venta diaria no menor de doce mil pesos diarios”, asentó.

Indicó que los negocios que no están operando traen un desplome en sus ventas del 115 por ciento, y los considerados esenciales, no todos abiertos al público con una serie de restricciones, andan en un 85 menos comparativamente con un día normal de trabajo.

Aseguró que una vez que hayamos superado esta situación letal para la salud y la economía mundial, y re abramos los establecimientos, la recuperación será lenta, y muy difícil, que prácticamente durante varios meses será de sobrevivencia.

Agregó que para los comerciantes que no cuenten con la solvencia económica, ni esté en las mismas condiciones de organización administrativa, probablemente no van a poder reiniciar sus negocios, porque la mayoría que son microempresarios.

Éstos, con poco tiempo de haber iniciado actividades mercantiles, y generalmente al día antes de la pandemia, probablemente no volverán a operar sus negocios por haberse gastado el poco capital con el que iniciaron, para solventar la temporada del resguardo.

Añadió que para una menos pesada recuperación del sector, además de trabajar y administrar más duro, aplicar creatividad e innovación a la empresa, se requiere lograr que autoridades de los tres órdenes de gobierno implementen estímulos fiscales.

Además, “apoyos financieros, de ser posible, de cero por ciento de intereses, y meses de gracia, y los renteros reduzcan cuando menos en un 50 por ciento las rentas de los locales comerciales”, manifestó el dirigente empresarial.