Participan 900 corredores para concientizar sobre cáncer de mama

0
20

Tijuana.- La carrera pedestre Pink Power 5K, organizada por el movimiento Avanzamos Promoción Social de Baja California, con salida y meta a un costado de la Clínica 1 del IMSS, ubicada en la Tercera Etapa del Río Tijuana, se llevó a cabo con éxito.

Fueron alrededor de 900 personas las que participaron en esta carrera “con causa”, que es concientizar contra el cáncer de mama.

La secretaria General de Avanzamos Promoción Social en el estado, Miriam del Sol Merino Cuevas relató que se inspiraron en la lucha de una corredora de Ensenada, que murió a causa de esa enfermedad, y, que, incluso, había iniciado un movimiento de este tipo.

Hace dos años iniciaron esta carrera “con causa”, en coordinación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), precisamente porque se trata de hacer campañas de prevención en el que se invita a las mujeres a checarse regularmente, ya que, es 100% detectable de manera oportuna.

De esa manera, indicó, no se lamentarán muertes de mujeres por cáncer de mama, que, de acuerdo a datos del IMSS, el 30% de las mujeres con ese padecimiento, mueren debido a que se checan cuando ya es tarde.

El 25% de las mujeres con cáncer de mama, llegan con una fase avanzada, y de ellas, muere el 50%, indican de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado.

La salida y meta fue en la Clínica 1 del IMSS, Tercera Etapa del Río Tijuana.

De ahí, el recorrido fue por el bulevar Paseo del Río, tomando la Calzada Canadá, hasta el entronque de la Avenida Cochimíes, retomar el Bulevar Paseo del Río, hasta casi llegar al Bulevar Clouthier, de donde retornaron por todo el mismo Bulevar Paseo del Río hasta llegar a la meta, a un costado de la Clínica 1 del IMSS.

A los primeros 300 que llegaron a la meta se les entregó una medalla conmemorativa; a los primeros 600 en inscribirse se les entregó camiseta conmemorativa, pero casi todos los participantes vistieron camiseta rosa, porque hubo muchos que, han participado desde la primera carrera (en el 2017), y portaban la playera de la primera o de la segunda edición.

El evento fue muy emotivo, no solo por la causa que invocan, de prevenir el cáncer de mama, sino también porque participaron niños, personas de la tercera edad, mujeres u hombres con sus bebés en carreolas, y una señora, que, en silla de ruedas, es la imagen viva de la mujer que lucha contra el cáncer.

A un lado de la salida y meta de la carrera, se instalaron carpas-módulos, para la hidratación, con agua y bebidas de los patrocinadores: Ciel y Powerade, naranja partida, y unos estands donde, Total Fine entregó souvenirs, y premios (relacionados con la inscripción y/o membresía del gimnasio), Applebees, que otorgó cortesías de chilaquiles, y, otros patrocinadores más.