En el infierno y “Sin Escape”, diversión con sustos y laberintos

0
142

Tijuana.- En este lugar, “El Demonio” en persona te da la bienvenida. Es el proyecto “Sin Escape”, que al estilo de las casas del terror, tan populares en ferias y festejos, ofrece sustos y persecuciones a quienes se atreven a ingresar en una serie de laberintos.

En Tijuana, empresas locales promueven eventos temáticos en apoyo a la cultura y la diversión, y una de ellas es la casa de “Sin Escape”, a la cual le queda solamente este fin de semana para asustar al público.

Iván Vega, representante de un grupo de inversionistas, dijo que este proyecto nació hace dos años para ofrecer alternativas de diversión a quienes les gustan el terror y las películas y series sobre “Halloween” y “Día de Muertos”, zombies y otros espantos.

“Sin Escape” está instalado en el estacionamiento del palenque del Parque Morelos de Tijuana, frente al palenque, programado del 4 de octubre al domingo 4 de noviembre.

En esta su segunda edición, “Sin escape” pone en escena a 22 actores en laberintos de terror y siete escenarios, donde la experiencia puede ser tan intensa como el visitante puede resistir, o solicitar, ya que se cuenta con tres niveles de intensidad.

Según el boleto adquirido, al gusto del público, los sustos y persecuciones por los laberintos van desde la simple observación hasta la total interacción.

“Está prohibido tocar, tanto los asistentes a los actores como a la inversa, pero hay una experiencia extrema en la cual eso es parte del recorrido; y siempre, en cualquier momento, el público puede solicitar el fin de la experiencia si siente que no puede controlar el miedo”, advierte Vega a los asistentes, en plena puerta hacia el horror.

La mayor carga de adrenalina, dijo, ocurre con la interacción entre los monstruos y los visitantes, con las momias, asesinos seriales, monstruos, sombras y demás espantos que viven en los rincones de “Sin Escape”; y bajo su propio riesgo pueden ser amarrados, arrastrados, se les lanza agua o lodo, se les sujeta y o estruja dentro de los pasadizos.

Esto último, agregó Vega, sólo es posible con un acuerdo previo y por escrito (necesaria identificación oficial y firmar consentimiento) de que el paseante no sufre de enfermedades del corazón o los nervios u otros padecimientos; o bien si no se trata de mujeres embarazadas.

Los costos para ver y sentir los terrores de “La Monja”, el “Hombre del Costal”, una aterradora dentista, payasos del mal y un escalofriante ser que vive en las penumbras, entre otras linduras del horror, van desde los cien a los 500 pesos según el grado de interacción.

Vega reiteró la invitación a los tijuanenses, para dejarse asustar y pasar un rato entretenido, aparte de recordar a los interesadpos que “Sin Escape” estará en lo que resta de hoy viernes, y este sábado y domingo, de siete de la tarde a dos de la mañana.