MIRADOR POLITICO: CASO AYOTZINAPA NO ESTÁ CERRADO

0
60

Por FRANCISCO SANTA CRUZ MEZA

De las pocas veces que coincido con las declaraciones del Presidente, la del viernes pasado en la ciudad de Tijuana durante la conferencia mañanera, es muy acertada cuando dice textualmente el caso de Ayotzinapa “no está cerrado”, luego de que Alejandro Encinas diera el informe de la comisión de la verdad.

Y así es y, será porque se le amplia la cancha para sus planes políticos y para las próximas contiendas electorales, en donde se pondrá en juego su relevo en la presidencia de la República.

El caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y, la emboscada que el ejército llevó a cabo en donde asesinaron a poco más de 15 indígenas en Chiapas, cuando Felipe Calderón saco al ejército a la calle para combatir el crimen organizado, son dos eventos que sumaran los de la IV T para la bandera en contra de los de la

oposición. Sin dura que serán el PRI y el PAN los que paguen los asesinatos porque en sus gestiones se cometieron.

El mandatario no tardó en responder al reportero sobre el cauce que se tomaría después de que se dio a conocer de que fue un crimen de Estado “desde luego el caso no está cerrado. El viernes se dio a conocer el informe de la comisión y la Fiscalía va a seguir actuando, está procediendo, y también va a corresponder a los jueces y al Poder Judicial la impartición de la justicia”.

Por lo pronto la Fiscalía General de la Republica, giro y detuvo al ex procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, ante su presunta participación en delitos relacionados con los 43 normalistas asesinados en Ayotzinapa.

Murillo Karam fue quien, como titular de la extinta PGR, dio a conocer la «Verdad Histórica» sobre los hechos de iguala, la cual fue echada abajo por distintos peritajes nacionales e internacionales. Dicha versión señalaba que los estudiantes de la Normal Isidro Burgos fueron quemados en el basurero de Cocula.

El reporte, el primero en su tipo, ha sacudido al país porque concluye que el acto fue un “crimen de Estado” en el que estuvieron involucradas autoridades de todos los niveles, incluyendo al Ejército, y no hay indicios de que estén vivos.

López Obrador, quien prometió resolver el caso cuando asumió la presidencia, en diciembre de 2018, insistió en que “no se termina el proceso, es un informe” y que “además este tipo de delitos no prescribe”.

Sobre la actuación del Ejército, el mandatario argumentó “que debe tomarse en cuenta que la actuación de malos servidores públicos no significa el mal funcionamiento de una institución, más si se hace el deslinde y se castiga a los responsables”.

Recordó que él sostuvo que “si miembros del Ejército habían participado en actos ilícitos, en vez de debilitarlo, dándolo a conocer y reconociéndolo se fortalecía la institución”.

La detención del ex procurador se da tan solo un día después de que se diera a conocer el reporte de la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia, en el cual se detalla que los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014, se trató de un crimen de Estado en el que estuvieron involucrados autoridades de todos los niveles, incluyendo al Ejército, y no hay indicios de que estén vivos.

El exprocurador de Justicia y exgobernador de Hidalgo, Jesús Murillo Karam, fue detenido el viernes por la tarde al salir de su casa en las Lomas de Chapultepec, CDMX. Él es el autor de «La verdad histórica» sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotinapa.

La Administración de López Obrador ha desmentido esa “verdad”, al coincidir con familiares y con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que señaló que los cuerpos no pudieron ser quemados en ese lugar.