MIRADOR POLÍTICO: QUIEREN FABRICAR UN CRIMEN DE ESTADO

0
57

Por: Francisco Santacruz Meza

No cabe duda que vamos para atrás. Asesinatos de la delincuencia organizada quieren hacerlos parecer como “crimen de estado”

¿Qué acaso el Estado de Guerrero no está considerado como uno de los fabricantes de delincuentes que trabajan con la protección policiaca?

Los homicidios de los 43 estudiantes fueron obra de la delincuencia; por asesinos que contaron con la protección de las autoridades y no puede llamársele crimen de estado, porque los homicidios son causa del fuero común y la autoridad estatal es la responsable de esclarecerlos.

Que acaso no se llevaba a cabo una investigación que seguía pasos con probabilidades de esclarecer el crimen del fuero común, cuando se detuvo al ex alcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Velázquez junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, luego de permanecieron prófugos más de mes y medio por el caso de la desaparición de los estudiantes de la Normal rural de Ayotzinapa. Fueron encontrados en un domicilio de la alcaldía Iztapalapa. El ex alcalde fue señalado como responsable de la desaparición

de los 43 normalistas de Ayotzinapa y de la muerte de seis personas el 26 de septiembre de 2014.

Además el 16 de diciembre de 2020, un juez federal dictó auto de formal prisión contra el ex presidente municipal de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Velázquez, por su presunta responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, derivada de su supuesta relación con el grupo delictivo de Guerreros Unidos, el cual estaría vinculado al caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

También se le persiguió por su presunta participación en 2013 en el asesinato de Arturo Hernández Cardona, dirigente social de la Unida Popular. El ex presidente municipal se negó a colaborar con las autoridades a cargo de la investigación del caso al insistir en que él no sabe nada de lo ocurrido entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, cuando los estudiantes desaparecieron.

José Luis Abarca Velázquez, antes de ser alcalde de Iguala, él y su familia se dedicaba a la venta de sombreros de paja y para 2008 anunció la construcción del complejo Galerías Tamarindos con una inversión de 300 millones de pesos,

además que es propietario de al menos 50 bienes inmuebles y negocios.

Solo en Guerrero, la familia del ex alcalde cuenta don 31 casas y departamentos, nueve empresas y 13 joyerías. El centro joyero de Iguala, en donde se generan miles de pesos al mes, es propiedad de la familia desde hace 35 años.

Luego de estas líneas, las cuales Alejandro Encinas y el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador deben de conocer, porque tratar de inculpar al ex procurador Jesús Murillo Karam y a 67 personas entre ellas embarrar al ejército mexicano, en la participación de la muerte de los estudiantes de Ayotzinapa?.

Hoy, lo dijo en forma por demás explicita el conocido periodista de Milenio Carlos Marín quien sostuvo que los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa debería de perdirle disculpas a Jesús Murillo Karam, ex fiscal de México, y agradecer a Tomás Zerón, ex director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

“Sigo pensando lo mismo. Más aún: sostengo y he sugerido en este espacio que los padres también deben agradecer a Tomás Zerón de Lucio (sí, el satanizado, perseguido y prófugo ex director de la Agencia de Investigación Criminal)», dijo.

Marín señaló que la disculpa hacia Zerón debería de ser porque él logró «la recuperación de miles de restos en el río San Juan» que correspondían a los jóvenes normalistas Alexander Mora Venancio y Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Asimismo el reportero indicó que los padres de los normalistas «tienen una deuda ética con el ex procurador Murillo Karam».

Reviven video donde defiende a Murillo Karam y le llueven críticas

El viernes se volvió viral el video donde el periodista Carlos Marín dice que los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa deberían pedirle perdón al ex procurador Jesús Murillo Karam por las ofensas a su persona, esto le llovió una fuerte cantidad de críticas.

“Los padres de los 43 debieron irle a pedir perdón por las ofensas que le han propinado a Jesús Murillo Karam. Es la investigación criminal más exhaustiva en la historia de México después del asesinato de Colosio”, declaró Marín en un programa organizado por el diario El Universal y Milenio.

Acusó que lo que querían los padres de las víctimas era dañar al ex presidente Enrique Peña Nieto y llevarlo a un tribunal internacional.

“Lo que quieren es fabricar, porque los muertos son un gran negocio, quieren reivindicar una patraña, el crimen de Estado a manos del ejército y empinar a Peña Nie