Trasladan cóndores del Zoológico Chapultepec para liberar en Sierra San Pedro Mártir

0
40

BAJA CALIFORNIA, (NdN).- Cuatro cóndores (tres hembras y un macho) nacidos en el Zoológico de Chapultepec de la Ciudad de México fueron trasladados en un viaje aéreo que duró 15 horas, al Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir de Baja California donde estarán en observación en un aviario diseñado especialmente para su aclimatación y ser liberados en un par de meses para integrarse a la vida libre.

En el marco del Programa de Acción para la Conservación del Cóndor de California (Gymnogyps californianus) y el Programa México-Estados Unidos para la Recuperación del Cóndor de California, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Dirección General de Vida Silvestre, en colaboración con la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, trasladaron al Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir, en Baja California, a cuatro cóndores nacidos en el Zoológico de Chapultepec, institución responsable del Programa de reproducción bajo cuidado humano de la especie en México.

El traslado fue llevado a cabo en colaboración con la Secretaría de Marina (Semar), elemento clave en para la transportación exitosa y oportuna de los ejemplares en aeronaves, lo que permitió reducir el tiempo y mantener vigilados a los individuos durante las casi 15 horas que duró el viaje.

El Cóndor de California existía a principios del siglo XX en Baja California y en California; sin embargo, en los años treinta se le veía cada vez menos, hasta que en 1939 dejó de volar en México y se le consideró extirpado. Desde entonces y hasta finales de la década de 1980, sobrevivían menos de 10 individuos en un área limitada de California, en Estados Unidos. Ante esta situación, se tomó la decisión de capturar a los últimos cóndores e integrarlos a un intensivo programa de reproducción en cautiverio.

Esto con el objetivo de aumentar tanto el número de nacimientos como la sobrevivencia de pollos mediante cuidados intensivos, especialmente durante las etapas críticas, es decir, incubación de huevos, pollos recién nacidos y en crecimiento. Estas medidas fueron a finales de los ochenta y principios de los noventa, el componente fundamental del Plan de Recuperación del Cóndor de California.

En el 2007, el Zoológico de Chapultepec se sumó a estos esfuerzos, iniciando un programa de difusión y educación ambiental, siendo hasta ahora el único sitio de reproducción bajo cuidado humano de la especie en nuestro país.

Una vez establecida una población de la especie bajo cuidado humano, se comenzó un programa de liberación de individuos en áreas de distribución histórica, primero en Estados Unidos y posteriormente en México. Gradualmente, los cóndores se fueron adaptando al medio silvestre, y procreando los primeros pollos en vida libre después de haber sido extirpados por actividades humanas.

En 2002 se realizó la primera reintroducción de seis cóndores de California en la Sierra de San Pedro Mártir.

En los años sucesivos, se reintrodujeron más ejemplares, y para 2010 ya existían 25 cóndores en vida libre. Hoy, a 20 años del inicio del programa hay una población en vida libre de aproximadamente 50 individuos.

El Programa Binacional de Recuperación del Cóndor de California ha sido posible gracias a la estrecha colaboración del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos y la Sociedad Zoológica de San Diego, así como con múltiples instituciones y organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales que han aportado recursos y conocimiento para regresar a la especie a los cielos mexicanos.

Mientras que los zoológicos han jugado un papel relevante en la conservación de organismos de especies extirpadas del medio silvestre, a través de la reproducción y crianza en cautiverio, las Áreas Naturales Protegidas han tenido un papel fundamental al conservar y restaurar el hábitat de especies en peligro de extinción.

El proyecto de recuperación de esta especie es un ejemplo del éxito que puede alcanzar un proyecto de colaboración multi-institucional. Se espera que en los próximos años puedan incorporarse más ejemplares de los Zoológicos de San Diego y Chapultepec al Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir.