Piden diputados duras penas para quienes obstruyan servicios salud

0
122
  • Considerarán como homicidio y lesiones calificadas quienes atenten contra médicos y enfermeras

Mexicali, (Ndn).- Legisladores bajacalifornianos presentaron una iniciativa para penalizar conductas que obstruyan la prestación de servicios de salud, tomando en cuenta la pandemia originada por el Covid-19.

Los diputados locales Víctor Manuel Morán Hernández y Luis Moreno Hernández, ambos de Transformemos, presentaron de manera conjunta la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el Código Penal estatal y la Ley de Salud local.

En su exposición de motivos, ambos integrantes del Congreso del Estado resaltaron que la protección al derecho a la salud es un derecho fundamental consagrado en el párrafo cuarto del artículo 4 de la Carta Magna.

Correspondió al diputado Víctor Morán presentar dicha iniciativa ante el Pleno, mediante una sesión virtual celebrada la víspera, con la que se pretende tutelar el derecho humano a la vida, a la salud, al trabajo y al bienestar.

Esto por medio de la penalización de conductas que impidan, obstruyan o entorpezcan la prestación de los servicios de salud o atenten contra la integridad del personal médico y de enfermería o de las instalaciones que formen parte del Sistema Estatal de Salud, en su esfera penal o administrativa.

En tiempos de especial vulnerabilidad hacia la población en salud pública y por los casos aislados de ciudadanos atacando a personal médico e infraestructura del citado sistema, deben ser evitados a través de reformas y previsiones legislativas adecuadas.

Por tales motivos, resaltó que, desde la esfera penal, plantean que la hipótesis normativa debe contemplar que se imponga pena de cinco a veinticinco años de prisión y multa de hasta 1,500 veces el valor de la Unidad de Medida y actualización.

Ello, al que impida, obstruya o entorpezca la prestación de los servicios de salud, a quien atente contra la integridad del personal médico y de enfermería o instalaciones que formen parte del Sistema Estatal de Salud, en contexto de emergencia sanitaria.

“Con el fin de negar el acceso a la atención médica a las personas que así lo necesiten”, abundó, y recordó que el texto está en armonía con la iniciativa presentada por el senador de la república, Salomón Jara Cruz en días anteriores.

Por otra parte, y para resguardar la integridad del personal médico y elementos que colaboran con la seguridad de las instalaciones de salud de la entidad, se propuso reformar el artículo 147 del Código Penal de Baja California.

Con ello, se considerarán como homicidio y lesiones calificadas, las que se cometan en contra de médicos, cirujanos, personal de enfermería y demás profesionales similares y auxiliares del sector de salud público o privado.

También, a efecto de generar certeza legal se propone que además dentro de la Ley de Salud Pública de competencia estatal, quede adicionado cuando se interfiera con el ejercicio de las funciones de la autoridad sanitaria o la rebeldía.

Que con esta actitud, ponga en peligro la salud de las personas en el contexto de una emergencia sanitaria, se estará a lo dispuesto en el artículo 280 bis del Código Penal del estado.

“Lo que estamos tutelando en el fondo, son una serie de derechos humanos los que se pretenden asegurar, mediante la presente iniciativa”, destacó.