Juntos podremos salir de la emergencia sanitaria: Gobierno de BC

0
120

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- El Gobierno de Baja California aseguró que juntos como estado, reforzando las medidas preventivas, la entidad podrá salir rápidamente de la Emergencia Sanitaria por Covid-19 y avanzar hacia la coloración naranja en el semáforo de la «Nueva Normalidad» que lidera el Gobierno Federal.

Así quedó de manifiesto durante la cotidiana video conferencia matutina, donde el gobernador Jaime Bonilla Valdez y el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, informan puntualmente de las estrategias y del avance del patógeno en esta región; en esta ocasión acompañados por la delegada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Baja California, doctora Desirée Sagarnaga Durante.

En este marco, durante el ejercicio de interacción virtual con ciudadanos, el mandatario estatal atendió una inquietud, acerca de la próxima apertura al sector gastronómico en Baja California, detalló que se ha revisado el tema con el titular de Salud en Baja California, a efecto de valorar detenidamente su reactivación.

“Las principales vocaciones de este estado son la gastronomía, turismo y comercio, que están estrechamente vinculados, sin embargo, para su reapertura debe existir un protocolo avalado por la Secretaría de Salud Federal” puntualizó.

Bonilla Valdez, dijo que estas tres actividades son el motor económico de Baja California, pero no se pueden tomar decisiones a la ligera. “Pediremos a la Federación reclasificar como esenciales, cuando menos parcialmente, los restaurantes integrados a los hoteles para poder dar el servicio, pero debemos ser cuidadosos y cautelosos en este aspecto», adelantó.

Aunado al comentario, el secretario de Salud, explicó que sería muy precipitado adelantarse en la curva epidemiológica, por ser una de las entidades más afectadas en el país, en casos positivos y tasa de mortalidad por COVID-19; y que de nada servirán los esfuerzos y sacrificios del personal médico, a quienes reconoció su dedicación, para combatir al patógeno.

“Hasta el momento no hay crisis en los hospitales por camas, ventiladores y medicamentos. Pero si hacemos caso omiso a las indicaciones de salud, estos espacios pueden verse rebasados», afirmó.

El gobernador Jaime Bonilla Valdez, solicitó a la comunidad, no hacer caso a publicaciones sensacionalistas y amarillistas de algunos medios de comunicación, que solo confunden y mal informan a la población; reafirmó que los portales oficiales del “Gobierno en Marcha”, y de la Secretaría de Salud, ofrecen estadísticas y datos fidedignos sobre el avance del SARS-CoV-2 (COVID-19) en Baja California.

Por otra parte, la doctora Desirée Sagarnaga Durante, acompañó al secretario Pérez Rico, para aclarar la estadística publicada por la Federación con respecto al gran número de defunciones en el estado.

Los funcionarios explicaron que se presentó un desfase entre las plataformas de salud local con las nacionales, lo que provocó un considerable incremento en las cifras de fallecidos por COVID-19. Este desajuste de información, que no es exclusivo de Baja California, acumuló un número importante de pacientes que perdieron la batalla en contra del coronavirus en días pasados, y no en las últimas horas como se había especulado.

La doctora Desirée, dijo que afortunadamente este problema se está corrigiendo por los equipos de tecnologías de la información y quedará resuelto y homologado en todo el país para inicios de la próxima semana.

En tanto, el Dr. Pérez Rico, agregó que el «Gobierno en Marcha» no tiene la intención de ocultar cifras y que la Secretaría de Salud de Baja California cuenta con todos los datos de las personas que han finado a causa del COVID-19.

En otros temas la delegada del IMSS, informó que las empresas “neo esenciales” o las “nuevas esenciales”, como la minería, industria automotriz y de la construcción han sido muy puntuales en tramitar su carta de aprobación para su reapertura de actividades. Cerca de 871 empresas han obtenido satisfactoriamente dicho documento.

En el caso de las empresas esenciales como telecomunicaciones, supermercados, y farmacias, entre otros, explicó que no llegan a las 70 cartas de aprobación, por lo que se pide a los directivos de la iniciativa privada, ingresar al portal nuevanormalidad.gob.mx., para hacer su autoevaluación sobre la aplicación de protocolos de salubridad para sus empleados y centros de trabajo.

Entre otras preguntas, el titular de la Secretaría de Salud, recibió una denuncia de un rastro de nombre Bonaprime en la ciudad de Mexicali, que obliga a sus empleados de condición vulnerable presentarse a trabajar. El doctor Pérez Rico, dijo que enviará una brigada de la COEPRIS para verificarlo y hacer la inspección correspondiente.

El secretario de Salud, informó que a nivel nacional, Mexicali bajó al sexto lugar en el número de casos activos con 457; en Baja California los casos activos se encuentran distribuidos de la siguiente manera: Mexicali 450; Tijuana 84; Ensenada 63; Tecate 13; Rosarito con 3; San Quintín 5; y San Felipe 7 casos. En total suman 625.

En el reporte al corte del al día de ayer ( 4 de junio) , se han estudiado 9 mil 889 casos de COVID-19 de los cuales 5 mil 732 dieron positivo.

En Tijuana hay 2 mil 259 pacientes; 2 mil 884 en la ciudad de Mexicali; Ensenada 305; Rosarito con 65, Tecate 178 casos; 28 en San Quintín/ Vicente Guerrero, y San Felipe con 13.

Se reportan mil 139 defunciones, Tijuana con 615; Mexicali 413; Ensenada 50; Tecate 48; Rosarito 9; San Quintín/ Vicente Guerrero con 3 y San Felipe un fallecimiento. Lo que se traduce a 12.8 muertes por día.

Hay mil 187 pacientes recuperados COVID-19 de los cuales 592 son del sexo masculino y 595 de sexo femenino. De estos mil 187 pacientes; 582 son de Mexicali, Tijuana con 509; Ensenada 39; Tecate 43 pacientes y Rosarito 14 casos.

El Gobernador del Estado y el Secretario de Salud, refirieron que Baja California se mantiene en semáforo rojo y que no es momento de «aflojar» el paso, el confinamiento domiciliario, la sana distancia, el cuidado prioritario a los adultos mayores y el no hacer reuniones, son acciones fundamentales para cortar la cadena de contagios.