Habrá cero tolerancia para empresas que no respeten protocolos de salud en BC

0
155

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- En tanto persista Baja California en “semáforo en rojo” por la pandemia, las empresas “no esenciales” deberán permanecer cerradas y serán sancionadas aquellas que no respeten las disposiciones de la Emergencia Sanitaria por COVID-19, como ya ocurrió recientemente con la firma Plástico Industriales, S. A. de C. V. en Mexicali.

 Así lo reiteraron el gobernador Jaime Bonilla Valdez y el secretario de Salud del Estado, Dr. Alonso Óscar Pérez Rico, durante la Video Transmisión en Vivo (VTV) matutina, en la que hicieron públicos los datos actualizados de los efectos que ha causado el patógeno en la población de Baja California, que registra indicadores muy alentadores.

 El el mandatario estatal comentó la denuncia pública de un internauta (del martes 2 de junio en curso), por la que giró instrucciones para verificar a tres empresas esenciales, que supuestamente sus propietarios desobedecieron las medidas de prevención impuestas por las autoridades sanitarias ante la contingencia provocada por el COVID-19.

El secretario de Salud del Estado, abundando en este tema, presentó evidencia de los operativos realizados en algunas empresas.

Dijo que personal de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), visitó a DJO Global Orthopedics y Schelage Allegion; en ambas, no encontraron irregularidades en sus medidas de seguridad e higiene.

Los directivos, acompañados por la inspectores de la COEPRIS, hicieron un recorrido por sus instalaciones e interrogaron a los trabajadores, y ninguno es diabético, hipertenso y/o mujeres embarazadas. Las personas de condición vulnerable, están en resguardo domiciliario, existen barreras físicas entre los operadores, señalética de higiene personal en baños y comedores.

Caso contrario fue la empresa denominada Plástico Industriales, S. A. de C. V. de Mexicali, en cuyas instalaciones detectaron que omitió varias de las disposiciones, por lo que pone en riesgo la salud de sus trabajadores, como el no instalar filtros en las entradas principales y no aplicar distanciamiento laboral.

 También se detectó que algunos empleados que dieron positivo al COVID-19, interactuaron con otros de sus compañeros, y estos no fueron puestos en cuarentena, por lo que se procedió a la colocación de sellos de clausura.

 Entre las inquietudes más importantes que surgieron en redes sociales, durante la videoconferencia, fueron sobre el trato que recibe el ciudadano al llegar a las instituciones de salud, de donde se han recibido algunas quejas. El Doctor Alonso Pérez Rico, explicó que hay cerca de 3 mil trabajadores de salud en el estado, entre médicos, enfermeras y administrativos.

 “Trabajamos lo más humano posible, y nuestro deber y lealtad es con la comunidad. Sabemos que hay personal muy comprometido por la contingencia al grado que han enfermado, y otros… no están muy convencidos de sus obligaciones. Cualquier maltrato por parte de un servidor público, hay que manifestarlo a la Secretaria de Salud”, manifestó.

 En este mismo orden de ideas, los usuarios de redes sociales preguntaron al secretario de Salud ¿por qué no reciben en los hospitales a los pacientes con síntomas COVID-19, o es porque están colapsados?. El funcionario aclaró que ningún hospital regional está colapsado en su capacidad; para no saturar la ocupación, se valora primero al paciente, y si éste resulta ambulatorio, puede regresar a su casa para atenderse, con medicamentos.

“Los pacientes ambulatorios, no ameritan ser hospitalizados; además no es recomendable intérnarlos, ya que podrían generar más contagios, y es mejor el resguardo. Sólo si su condición de salud empeora, serán recibidos en los hospitales”, agregó.

El Dr. Pérez Rico detalló además que, los grupos vulnerables son las personas de más de 60 años, con enfermedades crónico-degenerativas, embarazadas y problemas de hígado.

 Las personas asmáticas, aquellas que lleven un tratamiento específico o de paciente psiquiátrico, que comprometa su sistema inmunológico, pueden consultar a su médico tratante para darle un mejor diagnóstico, si entra en los grupos vulnerables por COVID-19.

 En el reporte al corte del día de ayer (2 de junio), en Baja California llevan estudiados 9 mil 429 casos de COVID-19, de los cuales 5 mil 383 dieron positivo. En Tijuana hay 2 mil 191 pacientes; 2 mil 637 en la ciudad de Mexicali; Ensenada 284; Rosarito con 63, Tecate 172 casos; 26 en San Quintín/ Vicente Guerrero, y San Felipe con 9.

 Se reportan 937 defunciones, Tijuana con 574; Mexicali 257; Ensenada 47; Tecate 46; Rosarito 9; San Quintín/ Vicente Guerrero con 3 y San Felipe un fallecimiento. Lo que se traduce a 10.8 muertes por día.

Hay 1,101 pacientes recuperados COVID-19 de los cuales 559 son del sexo masculino y 542 de sexo femenino. De estos 1,101 pacientes, 534 son de Mexicali, Tijuana con 479; Ensenada 34; Tecate 42 pacientes y Rosarito 12 casos.

Sobre el registro de los casos de pacientes activos de COVID-19 por municipio en el país, Mexicali ocupa el quinto lugar con 444 casos.

En Baja California, los casos activos están: Mexicali 441; Tijuana 92; Ensenada 62; Tecate 12; Rosarito con 2; San Quintín 3; y San Felipe 3 casos. En total de activos 651.

El Gobierno del Estado por conducto del Sector Salud en Baja california, está redoblando esfuerzos para mantener estable o bajar el número de contagios de COVID-19; en el Hospital General de Mexicali, están reclutando personal de enfermería y Ensenada, se requieren médicos y enfermeras. Para mayor información comunicarse al teléfono (686) 559 5800, extensión 4675.