Firma acuerdo Brenda Ruacho de Vega para regresar recursos sustraídos de DIF-BC

0
354

* Habían ido a parar a su cuenta personal 7 millones de pesos

TIJUANA, (Noticias del Noroeste).- La ex presidenta del Sistema DIF Estatal, Brenda Ruacho de Vega firmó un acuerdo reparatorio para devolver el dinero sustraído de ese organismo durante la administración de su esposo, el ex gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

Quien también fungiera como primera dama durante el referido gobierno estatal, acudió a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), al acogerse a lo que contempla el Artículo 16 de la Ley Penal actual que permite la reparación del daño.

El secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano dio a conocer que el monto asciende a casi los 7 millones de pesos, “dinero del cual dispuso de manera ilegal en una cuenta personal”.

El titular de la SGG dijo que este recurso forma parte del patrimonio del estado por lo que posterior a la firma, en las próximas horas, la señora Ruacho de Vega tiene que hacer una transferencia bancaria a una cuenta oficial del Gobierno del Estado para resarcir el daño.

El funcionario estatal explicó que esta acción forma parte del acuerdo compensatorio que le permite la ley, “quedó claro y evidenciado que cometieron delitos, que la señora cometió delitos en contra de la administración de pública”.

Ella, al darse cuenta de que el Ministerio Público tenía los elementos suficientes para sancionarla por los delitos de desvío de recursos y coalición de servidores públicos prefirió firmar este acuerdo y regresar lo robado, que al final de cuentas es dinero del pueblo”, comentó.

Comentó que, “a través de la Dirección Jurídica para el Combate a la Corrupción, la SGG aportó a la FGE los elementos para que integraran esta carpeta de investigación y los hechos fueron tan contundentes, que al final la ex presidenta del DIF reconoció el ilícito y firmó este acuerdo para regresar el dinero robado”.

Recordó que la denuncia se dio en la presente administración estatal, ya que en el sexenio anterior la señora Brenda Ruacho creó una fundación paralela al Centro CRIT, recabó recursos y creó una cuenta aparte de la oficial.

Sin embargo, en vez de depositar ese recurso en la cuenta oficial del DIF, lo hizo en una cuenta personal y se descubrió que habían hecho una serie de gastos que no tenían nada que ver con el CRIT y al final tuvo que regresar ese recurso, manifestó.